Dos lesbianas de veinte se divierten con un consolador de dos cabezas.

0 visitas
|

Ellas se encontraban en las duchas. Como podrás ver son jovencitas muy tiernas y divertidas. Se hacían bromas y jugaban hasta que una de ellas se cayó al piso. Su amiga para consolarla comenzó a tocarla. Pero de la nada todo se convirtió en algo guarro y depravado. Comenzaron a meterse los dedos en sus coños. La tía blanca estaba sobre la cara de su amiga follando su lengua. Todo pasó muy rápido y las cosas se pusieron muy intensas. Pero la tía tenía en su bolso un arsenal de juguetes sexuales. Por eso tomaron el consolador de dos cabezas y se dieron placer mutuamente. Las dos en cuatro patas culo con culo mientras se metían el consolador por sus coños. Estas golfas te excitarán a tope ya que no son nada santas.