La tía lesbiana cumplió su fantasía de tener relaciones sexuales con su sobrina.

0 visitas
|

Antes que nada aclaremos. Su sobrina no es ninguna santa. Su sobrina es también una lesbiana y es una muy guarra. Y la que comenzó con el juego de seducción y cachondeo fue ella. Pero claro, la tía tiene sangre en sus venas. Ella también tiene deseos. Ella nunca hizo nada porque son familia, pero se moría por hacerlo. Todo marchó bien hasta que un día la tía llego a casa con la guardia baja y terminaron en la cama. Podrás ver que la joven tiene el control en casi todo momento. Le dio placer oral, amasó sus tetas, juego con todo su cuerpo como si fuera mierda. Al final le metió los dedos en la raja y estimuló su clítoris al mismo tiempo hasta que la milf se vino.