Lesbiana blanca mamando un coño negro. La negra le pone la cara contra su clítoris.

0 visitas
|

Esta lesbiana blanca siempre fantaseaba con su peluquera negra. Y tanto insistió que un día sus deseos se hicieron realidad. A la negra le gustó la idea de que una tía blanca le de una buena mamada de coños. Por eso cerró su local y se sacó toda la ropa. La negra tomó la iniciativa. Levantó la remera de esta teen y comenzó a chuparle sus pequeñas tetas. Sus pezones estaban muy parados por la excitación. Siguió bajando y comenzó a pasarle la lengua por ese clítoris pequeño y mojado. Luego se sentó sobre un sillón y se abrió de piernas. Tomó la cabeza de la jovencita blanca con sus manos y se la puso con fuerza en su coño.  Una mamada de coño muy pasional hasta que se vino.