Madura lesbiana de vacaciones follando con una camarera

0 visitas
|

Cuando estás lejos de casa o de vacaciones, no te importa absolutamente nada. Nadie te conoce por eso te puedes comportar como más quieras. Por eso esta madura bajo al bar por un trago. Y como le gustó la camarera, la sedujo para pasar un buen rato. Lo que no imaginaba, era que esta jovencita lesbiana es una súper puta. Es tan guarra que hasta tenía guardado en su lugar de trabajo un arnés con una prótesis. A la madura la tiró sobre un sofá, le abrió las piernas y le dio una súper mamada de coño. Cuando ya estaba bien mojada la puso de perrito y la clavó con todo. La puso a gemir como una cerda hasta que consiguió un orgasmo alucinante.  No hay duda, se llevó una experiencia única.