Masajista hace calentar a su clienta para luego ponerle el coño en la cara.

0 visitas
|

Una masajista muy poco profesional. Ella tenía que hacerle un masaje y nada más. Pero en cambio comenzó a tocar su cuerpo de manera pervertida. Comenzó a tocarle el culo, a meter sus manos y dedos por el coño de  su clienta. Cuando se dio cuenta la puta que estaba recostada en la camilla estaba toda mojada. Estaba lista para tener una caliente sesión de sexo lésbico. Por eso la hizo poner boca arriba y comenzó a besarla. Luego le abrió las piernas y comenzó a chupar su coño. Se dieron placer oral de varias formas, pero la más guarra fue cuando lo hicieron de perrito. Una de ellas en cuatro patas mientras la otra le chupaba el coño y el culo. Fue algo realmente muy guarro y excitante al mismo tiempo.